jueves, 26 de enero de 2023

Presentación del libro 'La política en clave local'



Se presenta esta tarde en el salón de actos de la Casa de los Toruños, en el Parque Metropolitano del mismo nombre, un nuevo libro de Ángel Quintana Fernández cuyo título es La política en clave local. Conozco a Quintana desde los años de la licenciatura en Historia cuando se fundó la revista Ubi Sunt?. Es inquieto y nunca deja de sorprender. En esta ocasión se aleja, parece ser, de la temática histórica para echar la vista atrás sobre otro tema que le apasiona: la política. No obstante, esta vez lo hace desde el caso municipalista donde pretende dar a conocer su etapa como concejal en el ayuntamiento de El Puerto de Santa María años atrás. Creo que el libro va más allá. Esto no son unas memorias de aquellos días (2015-2018), más bien, como indica el subtítulo, una guía o recomendaciones sobre la misma. Será interesante escucharle esta tarde a las 19´30 h. La entrada es libre hasta completar aforo. Os adjunto la invitación.


 

martes, 17 de enero de 2023

Conferencia sobre Paco Alba

 


A escasos días del inicio del COAC 2023 nos es mal momento para difundir la historia y la obra de uno de los pilares del Carnaval de Cádiz en el siglo XX: Francisco Alba Medina, más conocido como Paco Alba. Mañana miércoles 18 a las 19'30 h. en la Asociación Segunda Aguada. Entrada libre hasta completar aforo.

miércoles, 11 de enero de 2023

Coplas para una masacre


 En estos días se cumplen noventa años de los sucesos de Casas Viejas. Distintas entidades han preparado un extenso programa de actos para su conmemoración (para consultar pincha aquí). Por tal motivo aprovecho para presentar un artículo que he publicado recientemente en una extraordinaria revista que lleva por nombre Big Sur

A iniciativa de la editorial Hojas de Hierba, se define como una publicación underground de temática caleidoscópica y con la principal finalidad de internarse en nuevos territorios discursivos y estéticos. Lo hayas entendido o no, una pasada de revista. De estas cosas que pensaba desaparecidas. Con cerca de 400 páginas a todo color os dejo una imagen con el contenido de este segundo número.


Como bien se indica han dedicado una sección -de nombre 'Bienvenidos a Carrusel'- donde en esta ocasión todo gira en torno al Carnaval. Pero no a un Carnaval comercial o dócil, sino todo lo contrario. Temas poco tratados o autores 'malditos'. Por mi parte opté por sacar a la palestra un tema que si bien no es novedoso -las coplas dedicadas durante la Segunda República a los sucesos de Casas Viejas-, sí creo que lo es el análisis en profundidad de las mismas.


Para toda persona interesada en la publicación la puede encontrar a través de este enlace. Sevilla es la sede de la editorial por lo que, a buen seguro, en muchas librerías hispalenses se podrá adquirir. En Cádiz la librería Manuel de Falla también la ofrecen.

martes, 27 de diciembre de 2022

Ruta 'Cádiz 1513'

 

Cádiz en 1513. Archivo General de Simancas, Mapas, Dibujos y planos, 25, 47. Cedido por Daniel Rios Toledano.


La época medieval gaditana es la etapa menos investigada de la ciudad. Al menos desde que tenemos constancia de las primeras civilizaciones que se establecieron en nuestra bahía; tanto para la etapa musulmana como la cristiana. De esta cuestión tiene un gran porcentaje de culpa el asalto anglo-holandés de 1596 tantas veces citado por la gran destrucción y saqueo a la que la ciudad fue sometida. Durante años se repitió que los archivos que hasta ese momento se conservaban en Cádiz, fueron quemados o, quién sabe, llevados a Inglaterra. 

No soy especialista en dicha etapa histórica pero desde que leí, hace años, los trabajos de Rosario Fresnadillo o Juan Navascués quedé impresionado, entre otras cuestiones, por dicho episodio y el más que curioso grabado fechado en los primeros compases del siglo XVI. 

Conocí a Daniel Ríos hace algunos años en torno a los Ciclos de Jóvenes Historiadores que organizábamos desde Ubi Sunt?. Inteligente y astuto, pensé para mi: 'aire fresco para el medievalismo gaditano'. Hoy día, mientras perfila sus tesis doctoral, da clases en la Universidad de Granada. Y lo más importante, está re-visitando o rastreando archivos donde otros especialistas años atrás no llegaron. Puesto que, y siguiendo la lógica, si bien es cierto que mucha documentación sobre Cádiz se perdió en 1596... ¿por qué no pensar que en otros archivos municipales, provinciales, etc, pudiera haber quedado algún atisbo sobre la ciudad en época medieval?

El grabado que se muestra en esta entrada se conoce hace décadas. Sin embargo, el trabajo de Ríos Toledano ha venido a explicar, entre otras cuestiones, porqué se realizó ¿qué se representa en esa plaza de la Corredera (hoy san Juan de Dios)? 

Hay que llevar la historia a la calle. Esa es una de nuestras premisas desde 1d3milhistorias. Por lo tanto no hemos dudado en, si ustedes me lo permiten, 'apadrinar' este nuevo recorrido que seguro hará las delicias de toda la ciudadanía y también de nuestros visitantes. Daniel es buen comunicador y una apasionado de todo lo que hace. No dudéis en reservar vuestra plaza. Éste y otros recorridos irán apareciendo poco a poco. Entre todos y todas continuamos dando orden a este puzzle de nuestro pasado.



jueves, 20 de octubre de 2022

23 Congreso del Carnaval


 ¡El Carnaval es la calle!, es el título y la máxima de este nuevo encuentro ya anunciado al finalizar el simposio anterior que se dedicó a los Carnavales de ida y vuelta y también, hace unos días, en la rueda de prensa que obtuvo una buena cobertura por parte de distintos medios de comunicación. La comisión decidimos que, de manera multidisciplinar, durante los próximos 27, 28 y 29 de octubre no solo miraríamos al pasado y al origen de la fiesta pues es en el ámbito de lo público donde nació, sino que también al presente y al futuro. Nadie puede negar que desde la década de los años ochenta el auge del llamado 'carnaval callejero' ha ido creciendo hasta cotas nunca vistas. Al menos para las generaciones presentes. Conferencias llegadas desde distintos puntos de la península y del otro lado del Atlántico, más de una quincena de comunicaciones, mesas redondas y actividades paralelas son algunas de las propuestas para dicho evento. La inscripción sigue abierta en la web de celama de la UCA (pincha aquí).

sábado, 24 de septiembre de 2022

El Rámper

El Rámper de Jesús Bienvenido.

 Tras el éxito con 'El Balsero' Jesús Bienvenido se acaba de embarcar en un nuevo espectáculo que lleva por nombre 'El Rámper'. El músico ha huido de 'segundas partes' y con arrojo y valentía ha preparado para la escena una obra que no dejará indiferente a nadie. Poco tiene que ver Rámper con Balsero, más allá de la fórmula minimalista de acompañarse de dos grandes músicos e instrumentistas como son Andrés Hernández y Raúl Botella. Y eso está bien, pues se aleja de lo fácil que hubiera sido buscar bajo la misma fórmula un Balsero 2

Jesús Bienvenido, el comparsista

Muy pronto comenzó la relación de Jesús con el Carnaval. Nacido en el seno de una familia de clara conciencia obrera, habiendo nacido en Cádiz, no era difícil que desde su infancia y adolescencia terminara vinculado a dicha fiesta. A caballo entre la década de los ochenta y noventa, Bienvenido arranca su participación en el Concurso Oficial de Agrupaciones del Carnaval de Cádiz. Medio lustro después junto a su grupo que ya había debutado en Juveniles, dan el salto a la categoría de adultos. Durante años dirigió con éxito la comparsa cuyo autoría firmaba Tino Tovar. Siempre inquieto colaboró poniendo su música para algunas chirigotas de aquellos años. No obstante, su nombre saltó a la palestra en el Concurso de 2008 con la comparsa 'Los mendas lerendas'. Comenzaba así una trayectoria imparable que llegaría hasta la segunda mitad de la década de los años diez del presente siglo. Como quien dice, hasta antiayer. Se ha convertido, por derecho propio, en un autor clave de las últimas décadas.

Jesús Bienvenido, el Rámper

Estamos ante una persona con grandes inquietudes. No se en otras facetas, pero en el escenario lo lleva a gala. Y así, en cierto modo, es como surge El Rámper. Usando como base la figura artística del afamado payaso que creara hace más de un siglo Ramón Álvarez Escudero. Bienvenido lo moldea en un afamado -e inventado-, autor de carnaval de los años veinte y treinta del pasado siglo: Martín Martín León. Nada descabellado ya que el propio Manuel López Cañamaque escribió en 1925 'Los Rampers filarmónicos' y repitió cinco años después con 'Reaparición de los Rampers' (1). Y con él, de la mano, nos lleva a recorrer su vida, experiencias, éxitos,... hasta toparnos de bruces con la realidad de la historia. Con un golpe de Estado que acabó con toda experiencia democrática en España. Y también, nunca se olvide, con los sueños e ilusiones de la mayoría de su población.

La Memoria a escena

Ayer viernes se estrenó en Cádiz -Café·Teatro PayPay-, 'El Rámper'. Para los próximos fines de semana está colgado el cartel de "todo vendido". Muy pronto comienza el espectáculo a girar por Andalucía. Auguro un extenso recorrido. Un recorrido que se hace más necesario que nunca. La apuesta es tan arriesgada como necesaria. No lo duden. El 'muchacho' tiene habilidades vocales para trazar varios estilos musicales, incluso atreviéndose con una malagueña. Arropado por Hernández y Botella da alas a un obra muy completa. Pero además le arropa la Historia, la de nuestra gente. La de nuestros muertos.


(1) Para más información ver OSUNA GARCÍA, Javier. Manuel López Cañamaque. Un autor de leyenda (1882-1953). Diputación de Cádiz. Cádiz, 2021. Págs. 137-142 y 233-236.

jueves, 8 de septiembre de 2022

Mi tío Manuel Tello era sabio

Manuel Tello Chirino (1960-2022).
Fotografía de
Luis Gutiérrez Domingo, 1997.


 Mi tío Manuel Tello era sabio. Como sabio fue su padre que era mi abuelo. Y como, quizás también, sus antepasados. Hombres del campo que lo mismo araban la tierra, montaban a caballo o te cultivaban un huerto. Sí, de esos hombres aparentemente sencillos pero con una tremenda cultura ancestral a sus espaldas que hace sentirnos, a nosotros urbanitas, unos ignorantes.

Cuando yo era un crío mi abuelo, hombre curtido al sol de las distintas estaciones del año, todavía trabajaba -y vivía-, en una finca llamada El Justal a la cual se accedía después de atravesar el arroyo de la Cuesta Ajustada (1). Pertenecía a don Joaquín Mora-Figueroa Borrego y se encontraba en los límites entre los términos municipales de Conil y Vejer. Fin de semana sí, fin de semana casi también, iba junto a mis padres a visitar a mis abuelos maternos. Y allí, dentro de aquél núcleo familiar, vivía el hermano menor de mi madre: Manolo. Que por ser el de menor edad y por no destacar en su estatura, todos llamaban Manolito.

Nuestro héroe

Para mi primo Juan José y para mí era nuestro héroe. Era bastante más joven que nuestros padres y resto de tíos. Y además tenía una sonrisa de galán de cine a la par que perenne. Siempre bromeaba. Y lo más importante para nosotros infantes: poseía una moto roja y blanca con la cuál hacía virguerías por los vetustos carriles de los alrededores. Y nosotros, mi primo y yo, esperábamos impacientes la hora del día en que hacía aparición nuestro tío para que -uniformados como él, es decir con chandal de la época y nuestros respectivos cascos-, nos paseara por allí a una velocidad temeraria. O al menos a nosotros nos la parecía. Y a través del monte bajo, primero a uno, y luego al otro, entre risas y jolgorio, subíamos y bajamos los escarpados carriles de aquella zona de la Janda. No se me olvida el aviso de que comenzaba la diversión:

- ¡Sobrino! ¡Agárrate bien!

Vista de La Muela desde la entrada de la finca El Justal.
Fotografía de Bernardo Moreno, primeros años 80.

Los caballos

Con el paso de los años fue el único familiar que "heredó" la profesión de mi abuelo. Una profesión, ya lo sabrán ustedes, muy desagradecida. Se trabaja mucho y duro. Se cobra poco. Incluso a veces a destiempo. En 1985 mi tío contrajo matrimonio con la que, desde que tengo recuerdos, ya era mi tía: Irene Almansa. A partir de ahí varios fueron los campos y terrenos donde trabajó mi tío. Pude comprobar, con el paso del tiempo, que las condiciones laborales seguían siendo duras y que aquellos ganados que, un tiempo atrás, iban y venían por donde más o menos les venía en gana, se encontraban hacinados en naves. En más de una ocasión mi tío me aseveró:

- ¡Sobrino! La peor carne que se puede comprar y comer es la de los pollos.

De sobra conocía él los cambios que se venían produciendo en la llamada industria cárnica. Sin embargo, su verdadera pasión eran los caballos. Y aunque comprendo que sea una maravilla tener la jaca enjaezá, como cantara Paco Alba, me siento un completo ignorante al respecto. Pero no por eso dejo de admitir que mi tío llegó a forjar cierto nombre en el mundo de la doma entre Conil y Vejer. Durante largo tiempo añoró poseer un pequeño trozo de tierra donde domar caballos y yeguas. Finalmente lo consiguió. E incluso alguno de mis primos -sus hijos- han seguido sus pasos.

Manolito Tello a caballo. 
Fecha y autoría desconocida.

Una vida plena

Leí hace unos años al Catedrático de Literatura José Antonio Hernández Guerrero que a través de la sencillez también se puede alcanzar una alta talla humana y una plena realidad de las cosas. Y tras unos días pensando si escribía o no estas letras, he llegado a esa misma reflexión. Si bien mi tío Manolito en determinadas ocasiones se quejaba de no haber tenido la oportunidad de desarrollar unos estudios, su vida -aunque profesionalmente muy dura-, sí se puede afirmar como plena. 

En lo personal formó una familia con el amor de su vida, mi tía Irene. Desde la nada trabajaron para levantar un hogar y un terreno donde domar caballos. En lo social fue reconocido en varias ocasiones por su maestría en dicha labor. Hace unas semanas cuando le despedíamos para siempre comprobé cómo era querido por decenas de hombres y mujeres de distintas condiciones sociales, edades y, me atrevería a decir, hasta ideología. Y eso, sin duda, es una de las grandezas de mi pequeño-gran tío Manuel Tello.

Te quiere siempre, tu sobrino mayor.

PD: Eso y su extraordinaria habilidad para paladear rica manzanilla sanluqueña.

¡Llegó lo mejor del día! ¡A coger la moto!
De izq. a dcha. Santiago Moreno, Manuel Tello y Juan José Tello.


(1) Supongo que de ahí su nombre.