miércoles, 30 de abril de 2014

Las Rosas de Cádiz (cierre de Tabacalera)

Entrada de la antigua
Fábrica de Tabacos de Cádiz,
Palacio de Congresos desde 1995.
De forma indigna anunciaba un periódico gaditano el, conocido desde hace tiempo, cierre de la fábrica de Tabacos de Cádiz. Se dice adiós, sin más, a casi tres siglos de Historia y al periodista de turno no se le ocurre otra cosa que poner el siguiente titular: "A por tabaco"(1). 
Dicha clausura, que merma más todavía la deficiente industria de Cádiz, me ha dado que pensar del casi nulo interés que hasta ahora se ha mostrado por la historia de dicha factoría. Vamos a aprovechar el momento para fijar la vista en una de sus épocas más oscuras, la de la represión franquista, donde muchas mujeres fueron perseguidas y asesinadas por defender sus derechos laborales.

* * *

A mediados de los años treinta Micaela de Castro Bedoya era una veterana cigarrera que formaba parte de las luchas sindicales desde años atrás. Con domicilio en la calle San Rafael nº53, ya en 1918 había hecho frente a la Compañía Arrendataria de Tabacos solicitando una serie de mejoras para todos los operarios: maestras, cigarreras y tabaqueros. Pertenecía a la Sociedad de Cigarreras. La mecha había surgido en la fábrica de La Coruña y se había extendido por todo el país. Así recogía la prensa de Cádiz la huelga de brazos caídos comenzada el 9 de noviembre de aquel año:

"...a las dos de la tarde las operarias todas en número de 800, declararon la huelga llamada de ´brazos caídos´, abandonando las labores y permaneciendo tranquila y pacíficamente en los talleres. [...] La tranquilidad durante el día ha sido completa. A las siete seguían en los talleres, en la misma actitud. En esa hora, personas de sus familias y amistades, les empezaban a llegar café y comidas, porque tenían el plan, según han dicho, de no abandonar la Fábrica hasta que reciban órdenes de la Federación..." (2)

Meses después una comisión encabezada por Micaela y Ana Salas, entre otras, se trasladó a Madrid para intentar paliar la situación(3). Días antes, el 24 de agosto de 1919, en un mitín en el Teatro Cómico podemos vislumbrar la valentía y arrojo de esta cigarrera gaditana:

"Compañeras: todas sabéis que yo tengo tres chiquitines y no cuento más que con el producto de mi trabajo. Sin embargo, estaré en mi puesto, y si me faltara el pan para mis pequeños, yo iré a buscar rancho a los cuarteles, pediré de puerta en puerta para darles de comer, antes de volver al trabajo a ser burlada y despojada de mis derechos."(4)

La lucha entre la Sociedad de Cigarreras y la empresa continuó en el tiempo. Buen ejemplo de ello lo vemos en el siguiente recorte de prensa del periódico El Pueblo con fecha de 19 de julio de 1920. Aunque extenso bien vale la pena echarle un vistazo. En él podemos ver la solicitud al rotativo por parte de las cigarreras de inclusión entre sus páginas de tres telegramas enviados a Madrid al Presidente de la Gobernación, al de Hacienda y al Presidente del Consejo de Ministros. Todos ellos van firmados por Micaela de Castro, Presidenta accidental de la Sociedad. El recorte finaliza con la noticia de la llegada a Cádiz del tren que trae a la comisión de cigarreras, así como se anuncia el mitín donde se explicarán las conclusiones obtenidas en el Congreso:

El Pueblo, 19 de julio de 1920.

La actividad de Micaela de Castro y otras compañeras no debió disminuir a pesar de la Dictadura -dirigida por Miguel Primo de Rivera-, que se abrió en España a los pocos años: 1923-1931. Prueba de esta continuidad en el mundo sindical fue su inclusión como candidata al Congreso de los Diputados en las elecciones legislativas de 1933. Aquellas donde por primera vez la mujer pudo votar en España. El caso de Micaela de Castro es curioso puesto que fue la única ocasión durante la II República donde una mujer pudo optar a obtener acta de diputada por la provincia de Cádiz. Dicha candidatura pertenecía al Frente Único Revolucionario, lema bajo el que se presentó el Partido Comunista de España. La lista se completaba de la siguiente manera:


· Manuel Hurtado Benítez, comunista, metalúrgico de Jerez.
· Francisco Ramírez Rendón, comunista, panadero de Algodonales.
· Daniel Ortega Martínez, comunista, médico de El Puerto de Santa María.
· Micaela de Castro Bedoya, “obrera sin partido”, cigarrera de Cádiz.
· Francisco Garrido Barrera, “representante de organizaciones campesinas”, de Espera.
· Julián Pinto Uriarte, comunista, metalúrgico de Cádiz.
· José Sánchez Barrios, “obrero sin partido”, presidente de los camareros de Jerez.
· Andrés Bonilla ¿Benítez?, comunista, metalúrgico de Jerez (5).

A pesar de que, como vemos, la afiliación de Micaela en dicha candidatura no era comunista no deja de ser significativa que un, todavía, muy débil PCE pusiera su mirada en una de las representantes de las cigarreras de Cádiz. Por un lado podemos pensar que se trata de una táctica política para atraer el voto femenino. Sin embargo otro tipo de fuentes historiográficas, como la oralidad, nos han dejado señales de la gran afinidad que había con el PCE en la fábrica de Tabacos:
El comparsista José Martínez Prats
 heredó de su  madre, cigarrera de Cádiz,
un anillo con el emblema comunista.

"Mi abuelo compró un anillo a cada uno de sus hijos en la tienda de Rendón. Uno de ellos fue para mi madre, que era cigarrera y ahora lo tengo yo. Pero la insignia [hoz y martillo] del centro ya se ha borrado. En la fábrica de Tabacos había un buen núcleo comunista al que pertenecía mi madre."(6)

No conseguiría acta de diputada Micaela de Castro en aquellas elecciones obteniendo un total de 2.822 votos (7).

No sabemos, a día de hoy, de las actividades sindicales o políticas de Micaela en años sucesivos. Sin embargo no dudamos que las tendría. Sólo así se explicaría la ferocidad con la que los golpistas del 18 de julio de 1936 se cebaron con ella. El 4 de septiembre fue detenida en Cádiz, saliendo al día siguiente para el Penal de El Puerto Santa María (8). Lugar al que, creemos, nunca llegó. Siendo asesinada, presumiblemente, en el trayecto.

Amparo, Antonia y Paquita,
cigarreras de Cádiz
paseando por la calle Plocia.
Foto cedida por
Diego Martínez Sabino
y Rafael Fuertes Rodríguez.
El gremio de cigarreras fue muy castigado por los fascistas. Al caso de Micaela de Castro hay que sumar muchos más. A los pocos días de la detención ¿y muerte? de Micaela, las cigarreras Clotilde Cuevo, Antonia Sánchez y Pilar Subiela fueron suspendidas de sueldo y empleo por "difundir rumores alarmistas y noticias manifiestamente tendenciosas" (9). O la también triste, a la par que desconocida, historia de otras compañeras como fueron Amparo García Cano, Francisca Torres Fernández y Antonia Cabañas Casanas, asesinadas en los alrededores de la Plaza de Toros el 20 de octubre y enterradas al día siguiente. Por cierto, una de ellas, Paquita, fue depositada en una fosa común. Los restos de la joven gaditana todavía esperan una digna sepultura (10).

* * *

Homenajeamos así, rescatando del olvido a estas mujeres, a miles de cigarreras y tabaqueros de la planta de Cádiz, a la vez que dejamos la puerta entornada para una futura y necesaria investigación histórica.


(1) Viva Cádiz, Lunes 28 de abril de 2014.
(2) Diario de Cádiz, 18 de noviembre de 1918.
(3) TRINIDAD PEREZ, F. El movimiento obrero en la provincia de Cádiz (1914-1923). Tesis doctoral, Universidad de Cádiz, 1998. Pág. 620.
(4) Juácaro, 30 de agosto de 1919.
(5) CARO CANCELA, D. La Segunda República en Cádiz. Elecciones y partidos políticos. Diputación Provincial de Cádiz. Cádiz, 1987. Págs. 167 y 168.
(6) Entrevista realizada el 23 de julio de 2011 a José Martínez Prats.
(7) CARO CANCELA, D. Op. cit. Pág, 193.
(8) DOMINGUEZ PEREZ, A. El verano que trajo un largo invierno. Quorum. Cádiz, 2005. Anexos 16, 17, 23, 27 y 28.
(9) Diario de Cádiz, 19 de septiembre de 1936.
(10) ARCHIVO HISTORICO MUNICIPAL DE CADIZ. Libro de Registro del Cementerio de Cádiz, 1936.

7 comentarios:

  1. Muy interesante Santi. Animate y escribe un texto a modo de biografia de esta mujer asesinada, con ¿paradero desconocido?.
    Por cierto ¿sabes si la documentación de la fabrica está en el Archivo Historico provincial?
    Cecilio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cecilio. En el Archivo se encuentra la documentación de la Compañía Arrendataria de Tabacos, empresa que gestionó la fábrica entre 1887 y 1949, y a la que se enfrentó Micaela y otras compañeras en más de una ocasión.

      Eliminar
  2. Una entrada estupenda Santi. La comparto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alejandrita. Las tuyas tampoco están mal. Las entradas digo.

      Eliminar
  3. Bueno, para tu conocimiento. He subido esos cuatro nombres de cigarreras asesinadas a www.todoslosnombres.org

    cecilio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece estupendo Cecilio. Cuenta con una microbiografía de Micaela si encuentro documentación de ella en el AHPC.

      Eliminar
    2. Cecilio: siento decirte que la información que se encuentra en el AHPC es sólo la que la compañía envió desde Madrid. Libros de cuentas y cosas así. Los expedientes personales de las cigarreras y empleados no están. Deben estar en el archivo de Madrid.

      Eliminar