lunes, 18 de octubre de 2021

Aula Itinerante de Memoria Histórica en Chipiona

Comienza una nueva fase del recorrido del Aula Histórica y Democrática de la provincia de Cádiz 'Carlos Perales'. En los próximos meses visitará seis municipios entre los cuales están confirmados Paterna, Castellar y la propia Chipiona. En algunos de los mismos, debido a la Covid-19 las actividades se han visto pospuestas en varias ocasiones. Desde hoy, y debido a los buenos datos de las últimas semanas, se puede visitar la exposición -eje principal del proyecto-, 'Conociendo la Memoria...' en el Castillo de Chipiona en horario de mañana. A finales de semana, y más concretamente el viernes, comienzan el resto de actividades. En primer lugar está prevista el visionado del documental 'El dolor que no prescribe' (2016) que fue guionizado por la periodista Tamára García del Valle y en el cual se relata el recorrido vivido por las familias afectadas por la trama de los bebés robados en nuestra provincia. Al día siguiente, el sábado 23, se proyectará el film 'La trinchera infinita' que será seguida de una charla-coloquio sobre los casos de topos que vivieron ocultos en Chipiona tras el golpe de Estado de julio de 1936. A finales de la semana siguiente, el jueves 28, podremos asistir a una interesante conferencia del historiador José Manuel Algarbani titulada 'Chipiona: fortines, caminos y prisioneros', donde se darán a conocer datos inéditos sobre los batallones de trabajadores forzosos que existieron en nuestra provincia al finalizar la Guerra Civil. Todas las actividades se desarrollarán en distintas dependencias del Castillo de Chipiona y serán de entrada libre hasta completar aforo.



martes, 5 de octubre de 2021

Coplas frente al fascismo. Conferencia en Arcos de la Frontera

 

Coro a pie Los tiempos cambian de 1933 en el Parque Genovés. Archivo Histórico Municipal de Cádiz

Que el Carnaval fue prohibido durante el desarrollo de la Guerra Civil en febrero de 1937 es un dato conocido. De igual manera, también lo es aquel que nos indica que en enero de 1940, casi un año tras las finalización del conflicto, la prohibición se hizo definitiva para toda España. Menos consabido es el hecho del uso de las coplas que hizo la dictadura franquista en los primeros años de posguerra. Durante algún tiempo se editaron coplas de alabanza a los golpistas del 18 de julio musicados con tangos de El Tío de la Tiza. Sin embargo, a mi entender, se ha estudiado poco los motivos reales que llevaron a esa prohibición. Hablamos que el Carnaval era una fiesta muy arraigada en toda España desde siglos atrás. Cada pueblo o región con sus variantes y diferencias. Y en la Baja Andalucía, y en especial en Cádiz y su bahía, la manifestación cultural se desarrolló por derroteros musicales pero también reivindicativos. Dicha evolución, que cada año se transformaba en coplas, terminó por molestar a las clases poderosas. En el último tercio del siglo XIX la censura se implantó y el Carnaval quedó controlado. Los primeros compases del siglo XX siguieron los mismos derroteros. No obstante, la proclamación de la Segunda República insufló aires renovados al Carnaval gaditano. Desde 1932 a 1936 los autores se sintieron libres de expresarse como hacía décadas no lo hacían. Muchos de ellos se posicionaron ideologicamente con las ideas de progreso y mejora de la calidad de vida de la ciudadanía. Por lo tanto vieron como una amenaza el auge de los totalitarismos europeos. De todo esto hablaremos este próximo jueves en Arcos de la Frontera con la conferencia 'Coplas frente al fascismo. El Carnaval como metáfora de libertad'. La cita será a las 20´00 h. en el Teatro Olivares Veas. La entrada gratuita hasta completar aforo. La conferencia se enmarca dentro de la programación cultural del Ayuntamiento de Arcos, y más concretamente en el ciclo 'Octubre de historia'.



lunes, 27 de septiembre de 2021

Buscando a De la Pinta

Se celebra en estos días en Cádiz el Festival de Cine Documental Alcances. Desde hace algunos años se viene desarrollando un concurso previo llamado DocuExprés. En esta edición he sido invitado a participar en unos de ellos. Teresa García Azcárate, a la cual conocía de antes por ser familia del Capitán de Fragata Tomás de Azcárte -que defendió con su vida la legalidad republicana en julio de 1936-, tras realizar este verano la ruta 'Cádiz y la Guerra Civil' me habló del proyecto Buscando a De la Pinta. Ella estaba en el equipo que lo iba a guionizar y mi papel en el mismo sería de relator. O una especie de. Como me caen bien tanto ella como su pareja, Tomás Carrera, me puse a su disposición. Junto al director Javier Céspedes creo que han hecho un trabajo estupendo. La finalidad del documental es arrojar luz sobre una personalidad muy desconocida, todavía a día de hoy, en la ciudad: Manuel de la Pinta Leal (Málaga, 1905 - Cádiz, 1936). Médico, profesor de la Facultad de Medicina de Cádiz y último alcalde republicano de la ciudad. Hace una década, junto a Rubén Benítez y Jesús Núñez, escribí un capítulo que sigue siendo el acercamiento más amplio a su biografía. Abajo os dejo el enlace. El cortometraje fue grabado en su totalidad el sábado 18 de septiembre, y montado al día siguiente. Espero os guste.



lunes, 20 de septiembre de 2021

II Encuentro de Investigadores sobre la Memoria Histórica

 

El próximo sábado 25 se celebra el II Encuentro de Investigadores sobre la Memoria Histórica en Castellar de la Frontera. En origen dicho evento se iba a realizar en el primer trimestre de 2020. La Covid-19 dio al traste con él y hubo que dejarlo para más adelante. La jornada finalmente llega en un momento muy necesario pues si bien, cuando en noviembre de 2004 se organizó el I Encuentro la Recuperación de la Memoria Histórica no ocupa ni un par de líneas en cualquier rotativo que se preciara, hoy día hemos pasado a la aceptación y normalización del tema en la mayoría de la sociedad española. Aunque también es cierto que en los últimos años han surgido voces que ponen en duda dicho trabajo. Y lo que es peor, intentan avivar la nada científica historiografía franquista con sus ocultaciones y décadas de silencio. 

No obstante, como quedó bien palpable en la edición del libro Recatar la memoria -donde se recopilaron los textos de los trabajos presentados en 2004-, desde tiempo atrás ya se venía trabajando en nuestra provincia en temas historiográficos relacionados con la Memoria. Y ahora, más de quince años después, se recogen resultados. Será un buen momento para poner en común proyectos realizados en los últimos años, así como plantear futuros desafíos. No olvidemos que nos encontramos en una provincia donde, a pesar de todos los avances realizados en materia de Memoria, todavía no existe un estudio de compendio que nos ayude a entender lo sucedido durante el golpe de Estado de julio de 1936 y la posterior represión franquista de manera global.

Portada del libro que recogió en 2006 los resultados del I Encuentro en Castellar.


domingo, 12 de septiembre de 2021

Entrelazados por Carlos

Portada llena de simbología.
Realizada por Fini Gutiérrez,
esposa de Carlos Perales.
 

Tres años después del fallecimiento del que fuera director del Servicio de Memoria Histórica de la Diputación de Cádiz, Carlos Perales, -y más concretamente entre los años 2008-2011 y 2015-2018-, por fin ha visto la luz el libro Fragmentos de una memoria por recuperar: Alcalá de los Gazules (1931-1939). La nueva publicación se ha venido a llamar como libro póstumo, y en parte lo es, pero también es cierto que dicha investigación llevaba realizándose desde hacía décadas. Perales Pizarro fue un pionero en la provincia de Cádiz en lo que ha venido a llamarse Recuperación de la Memoria Histórica. Cuando otros no eramos más que estudiantes de licenciatura, u otros simplemente andaban en otro tipo de investigaciones históricas, él ya escudriñaba en su pueblo natal lo acaecido en el tiempo pasado. Sin duda hizo buen acopio de fuentes orales entrevistando a familiares, amigos o vecinos de la localidad. Y, sin duda, esta es una de las grandes bazas de su libro. A la vez fue encontrando documentación relativa a dicho municipio en el archivo histórico de la localidad, donde destaca la información sobre la Falange alcalaína. Es de destacar el capítulo cuarto dedicado por entero a dicha formación política que en otras ciudades y pueblos por desgracia fue destruida en los años de la Transición. No ocurrió los mismo en Alcalá. Por otro lado, la labor profesional de Carlos, antes descrita someramente, enfrascado en multitud de proyectos con asociaciones, historiadores o familiares de víctimas de la provincia, impedía el cierre de su libro. Incluso cuando fueron abriendo archivos militares, como el tan socorrido y útil Archivo Histórico del Tribunal Militar Territorial Nº2 de Sevilla, le era sumamente difícil su consulta. La generosidad de historiadores como Fernando Romero o Gutiérrez Molina, suplía este hecho. No hay más que ojear uno de los apartados del capítulo tercero donde Perales da buena cuenta del Consejo Sumarísimo 1299 donde fueron enjuiciados unos quince alcalaínos.

Aspecto del Patio del Palacio Provincial de Diputación de Cádiz.
En la mesa Pablo Perales, Irene García y Javier Giráldez. 
Durante el acto también intervino Irene Perales, hija del autor.

Fue el pasado jueves 9 cuando se presentó en sociedad la publicación. Y lo hizo ante uno de los patios de la Diputación Provincial totalmente abarrotado (medidas COVID por medio). Una verdadera lástima el no haberlo realizado en un lugar más amplio pues, a buen seguro, fueron muchos los que no pudieron obtener invitación al acto. Espero, y deseo, que pronto se hagan más presentaciones como, supongo se hará en su Alcalá natal. La emoción fue el sentimiento generalizado que trazó la tarde, mezclando por igual momentos donde se esbozaron muchas sonrisas pero también bastantes lágrimas. Sin embargo, me quedo con la sensación de que, si bien algunas de las personas que nos encontramos en el acto, tan solo nos unía el haber compartido con Carlos vivencias -ya fueran en el ámbito familiar o profesional-, como bien indicó Javier Giráldez desde el estrado, todos los congregados allí, de alguna manera, estábamos entrelazados por Carlos. Y eso, no lo consigue cualquiera.

No lo duden, hoy día el concepto de Memoria Histórica o Democrática está bastante normalizado. Pero hace no más de quince años hacer un homenaje a las víctimas de la represión y dictadura franquista era poco menos que visto de manera incomprensiva y extraña. Esa es una de las victorias de Perales, pues su empeño fue decisivo para que la provincia de Cádiz avanzara en este aspecto. Su libro no es definitivo, ¿qué libro histórico lo es? Pero bien es cierto que deja una puerta abierta para que otras personas, en un futuro no muy lejano, sigan la senda. Carlos ha conseguido, como buen maestro, precisamente eso. Dibujar una puerta, abrirla, arrojar luz donde antes solo había oscuridad y enseñarnos el camino. 

viernes, 10 de septiembre de 2021

'Murieron cantando' se proyecta en la XIV Muestra de Cine Documental Iberoamericano


Mañana sábado 11 a las 20'30 h. se proyectará en el Espacio Literario Fernando Quiñones, en La Caleta, y dentro de la XIV Muestra de Cine Documental Iberoamericano de Cádiz el documental 'Murieron cantando'. Estrenado en 2018, fui responsable de su guion y la realización corrió a cargo del Servicio de Video de la Diputación de Cádiz. Está basado en mi tesis doctoral sobre la represión franquista a la gente del Carnaval por lo que se da a conocer algunas historias sobre dicho tema. La asistencia es gratuita aunque hay que reservar plaza en el siguiente mail: docuiberoamerica@gmail.com

lunes, 21 de junio de 2021

La placa

Placa de la casa natal de Pemán.
El Ayuntamiento de Cádiz, les guste o no, ha sido elegido por voluntad popular. Y cumple con la Ley 52/2007. Una ley que señala que los lugares de titularidad pública -como puede ser la finca número 12 de la calle Isabel La Católica-, no pueden albergar homenajes a quienes propiciaron el golpe de Estado, la represión y/o la dictadura franquista. Y resulta que el ayuntamiento franquista de 1939, con Juan de Dios Molina Orrequia como alcalde impuesto al igual que su antecesor Ramón Carranza por la fuerza de las armas, decidió homenajear a José María Pemán. 

En pleno auge de los fascismos europeos, las autoridades gaditanas franquistas se lo agradecían así a quién había hecho más kilómetros a través de los frentes de guerra y retaguardia. Fueron más de 80.000 según dejó escrito el propio Pemán en su Confesión General. Allá por donde fue exclamó frases como la que sigue:

"La idea de turno o juego político ha sido sustituido para siempre por la idea de exterminio y expulsión."

Ese es, entre otros, el motivo de dicha placa. Que en la 'pícara', usando la propia definición de Pemán, forma de expresión de la época se traduce como "cantor excelso de la raza hispana". Es decir, que está dedicada a alguien que propagó, entre otras ideas la del racismo. Tal y como apunta Gonzalo Álvarez Chillida, el historiador que mejor lo ha estudiado hasta la fecha, Pemán pensaba que la desigualdad de las culturas era expresión de la desigualdad racial. Como muestra un botón, un fragmento de su poema a la muerte de la bailarina Anna Paulova en 1931:


¡Ya se ha quedado el mundo

en poder de los negros salvajes que maltratan,

con palizas brutales en los porches,

la inteligencia pura

de ritmo y de la gracia.

[...]

¡Europa inteligente!

¡Europa limpia y clara!

¡Europa bella!

¡Europa blanca!

¡¡Tú en poder de los negros de África!!


Y si ha llegado hasta aquí, ¿es necesario recordar lo que estaba ocurriendo en Alemania en el instante en que se descubrió dicha placa? Por lo tanto, y para ir terminando, lo realmente necesario es más actitud democrática que, en definitiva, es lo que se busca con este tipo de leyes. Que aquello no vuelva a ocurrir. Que las nuevas generaciones sepan lo que sucedió. Y que distinciones así no merecen estar en un sitio público. Al menos, repito, en un país democrático. Y si tanto le gusta artísticamente la placa de Vasallo, no se preocupe, que en breve podrá visitarla junto a su Exposición Permanente de la Casa de Iberoamérica. Por cierto, antigua Cárcel Vieja, de donde tantos inocentes fueron sacados para ser asesinados y arrojados a una fosa.

En el día de hoy, por contra, la sencilla y humilde placa que recuerda a tantos gaditanos que perdieron de forma tan injusta la vida, sí ha sido destrozada a martillazos. Quien no quiera entenderlo que acuda a clase de Ética y Democracia. 

Placa homenaje a las víctimas del franquismo en la Plaza Asdrúbal, antigua Plaza de Toros, Cádiz.